martes, 12 de octubre de 2010

¿Esperar fidelidad de un hombre amante?



El valor de un hombre no se ve por la cantidad de mujeres que logra, sino por saber mantener enamorada a la misma durante toda la vida.

Es lógico desconfiar de tu pareja si cuando le conociste él fue amante por estar contigo engañando a su esposa. Él ya tenía dueña y fue infiel por estar contigo, ¿cómo se puede esperar fidelidad de alguien así?

El amor nos vuelve ciegas, ilusas enamoradas que no ven más allá de lo que tienen en frente. A veces las mujeres nos enamoramos de hombres casados, hombres que ya tienen dueña, hombres que ya se comprometieron con otra mujer… y que ahora asegura amarnos a nosotras. Nos aferramos a ese sentimiento de amor que sentimos, lo justificamos, e incluso pretendemos creernos dueñas de él y su corazón. Pero él ya escogió con quien compartir su vida, todo cuanto encuentre fuera de su matrimonio serán mujeres que se considerarán como “las otras”.

Pero no hay porqué ser tan duras con las mujeres amantes, realmente muchas de ellas se enamoran de verdad, también son victimas del proceso, ninguna de las dos mujeres son dueñas al 100% del hombre, pues ambas lo comparten. Te aseguro que la dueña del hombre sabe perfectamente cuando él está con otra, lo nota enseguida en las cosas extrañas, en que se siente más poderoso pues puede tener a dos mujeres a la vez. Eso hace que le suba el ego hasta el cielo, sin darse cuenta de que cada vez cae más bajo ante los ojos de la que es su esposa.
Si eres amante, eres “la otra”

Tú como amante eres “la otra”, esa palabra tan fea pero que bien describe la realidad de que no eres dueña de su vida, ni la madre de sus hijos, ni la persona a la que prometió en público ser fiel, ni la que comparte todas sus miserias y alegrías porque los hombres no se callan sus miedos ante la esposa pero sí ante la amante.La amante es la otra, no pinta nada, su lugar está fuera. Las amantes les creen perfectos, los más atractivos e ideales, desearían ser ellas quienes están casadas con él, que todo sería diferente y mucho mejor para los dos. Pero no es así, no todo es oro como pareciera relucir, no son tan perfectos como los idealizamos desde lo poco que podemos disfrutar junto a ellos en sus ratos de infidelidad. Les aseguro, sin temor a equivocarme, que mucho más del 80% de los hombres son de lo más dependiente que hay, no sabrían qué hacer sin su mujer, se sentirían totalmente desamparados, desprotegidos y desorientados.

El hombre es un animal de caza, siempre estará mirando atento a cualquier hembra que esté disponible. Si eres la amante de un hombre casado no pienses que serás la última, pues es un hombre débil de carácter que se ha dejado llevar en contra de todo cuanto juró, se dejó llevar y acabó en tus brazos aún siendo el hombre de otra. Cuando tenga la oportunidad, aunque en un futuro realmente lograras tenerle para ti, acabará siéndote infiel. Su carácter débil ya lo conoces, no seas ilusa y creas que tú eres la excepción. El hombre, una vez que se acostumbra a engañar, engaña con normalidad, y con más eficacia, pues es experimentado, ¡aprendió contigo! Ahora se sabe aún más trucos y métodos de salirse con lo que la carne le pida.

La mujer es diferente al hombre, pues está dispuesta a dejarlo todo por estar a su lado, la mujer pone todos los sentimientos en la relación, pensando que el amor es lo que todos buscan, pero no. Mientras las mujeres pensamos con el corazón, los hombres piensan con otra cosa que tampoco es la cabeza.

Cuando ambos amantes son casados la cosa se complica mucho más, y la angustia es mucho mayor. Todo se vuelve mucho más complicado por los horarios, el cómo verse, estar en dos lugares a la vez, lograr que no se note la ausencia de ambos, la infidelidad, etc. Los hombres en esta situación lo tienen más fácil, pues no tienen la obligación o el compromiso de cuidar a los niños, preparar la comida, ordenar y limpiar el hogar… con lo que fácilmente pueden acabar pasando mayor parte de su tiempo fuera de casa. Esto les supone mejores y más fáciles excusas, como que se tienen que ir de viaje de negocios, cambiar de aspecto, cuidar más su imagen, ir al gimnasio, y en fin, para estar al 100% en forma para sus mujeres.

Nunca ha sido elegante tener un amante, pero no juzguemos a las mujeres amantes porque como ya les dije, les pasa simplemente que el amor les llegó como menos les debió llegar, y se puso delante de ellas como una nube que no deja ver más allá.

* No le puedes pedir fidelidad a un amante, pues apenas te deja va con su esposa, a ese lugar que para él es su refugio y su seguridad (aunque te diga lo contrario).
* No le puedes exigir a un amante que esté contigo las 24 horas del día, ya tiene su vida repartida.
* No le puedes pedir a un amante que pase una fecha especial contigo, como una Navidad a tu lado, no, él tiene un hogar y estará allí.
* No le puedes pedir a tu amante que te lleve a viajes o a cenar en público; no, porque no es libre, no puede lucirse contigo.
* No le puedes pedir a un amante que no tenga otra amante, tú hiciste lo mismo.
* No le puedes pedir que se quede toda una noche en tu casa o en hotel, él debe llegar a su hogar, tiene un compromiso.

Por estas y más razones, ser la amante es un suplicio.
Conclusiones:

En resumen, si eres la amante de un hombre casado no puedes exigir nada, pues sólo eres eso, la amante, “la otra”. Cualquier día cuando las cosas se compliquen contigo te cambiará por otra. Y aun en el caso soñado de que dejase su matrimonio actual por estar contigo, él seguirá siendo un hombre débil de carácter, que no sabrá rechazar otras oportunidades que tendrá. Le conoces: ha sido infiel para estar contigo, es un hombre infiel, un hombre que no es capaz de controlar sus impulsos y acaba en la cama de otra. Podría sucederte lo mismo.

No caigas en las trampas del hombre casado que dice quererte y amarte, que sólo es feliz contigo y que ojalá sólo te tuviese a ti. No caigas en esos juegos y triángulos amorosos. Respétate a ti misma para que los demás te respeten. No seas simplemente “la otra” de nadie, como mujer vales mucho más que eso y todo ello sólo te degrada y hace ver lo débil que eres.

Con este artículo no se pretende ofender a nadie, sino más bien al contrario, ayudar a las mujeres en esta situación a ponerse en el lugar que les corresponde, en un lugar de honor que va mucho más allá del que puede ocupar una mujer que se rebaja a ser “la otra”. El corazón es el que manda, te puedes enamorar, sí… pero como mujer fuerte y valiosa que eres también puedes rechazar, decir no, buscar algo mejor y hacerte respetar. Hazlo.

Recuerda que para el hombre su mujer es la catedral, todo lo demás son capillas, nada más que eso.

Con amor
Shoshan


Photobucket

1 comentario:

Anahi dijo...

Tenés toda la razón, el amor nos ciega y nos impide ver la realidad que tenemos enfrente, no todas "las otras" buscamos cosas materiales y dinero, existimos las que si nos enamoramos de veras, las que nos llego el amor de la forma que no debiera, me ha marcado profundamente la parte del texto donde vos decís: "...es un hombre débil de carácter que se ha dejado llevar en contra de todo cuanto juró, se dejó llevar y acabó en tus brazos aún siendo de otra...", esto ha cambiado totalmente la perspectiva que yo tenia de el, lo que me hacia admirarle, por que no es un hombre fuerte y seguro como yo lo veia, es DEBIL, bastante débil, se ha dejado llevar por una y por otra y seguramente por muchas más... Hoy me he dado cuenta que no me dejaré llevar en la corriente de su debilidad, pues yo me considero fuerte...no, YO SOY FUERTE y si yo merezco algo más, merezco el plato fuerte y no migajas de amor, pues apuesto que despues de mi llegará otra y otra y que por supuesto a su mujer, a la titular, a la señora de.., no la dejara pues quien si no ella sabe como le gusta que sean hechas las cosas? como plancharle su ropa, lo que le gusta de comer, como sean acomodadas sus cosas... seguridad y aventura, eso es lo que buscan, vivir el peligro pero siempre tener un santuario al cual regresar...hoy me he preguntado si se podria esperar la fidelidad de un amante y gracias a vos por contestar mi pregunta y ayudarme a remover esa venda postrada sobre mis ojos...gracias